El Backorder de Dominios es un servicio automático que ejecuta una petición para reservar un dominio justo en el momento que caduca o queda libre, asegurando su registro a un nuevo propietario.

La petición backorder se hace efectiva al momento que un dominio ya no es renovado por su actual propietario. Para esto, las empresas registradoras de dominios primero suelen dar un periodo de gracia (entre unos semanas y hasta 2 meses) a los propietarios de dominios para que puedan renovar su registro, si después de este tiempo no se hace uso de la renovación, el dominio queda liberado.

En ese preciso instante el backorder de dominios entra en acción.

Cada vez más empresas de dominios ofrecen el servicio de backorder, y cada una opera de acuerdo a sus propios parametros. En la mayoría de los casos, el precio de un backorder para un (1) dominio esta entre $30 y $70 dólares. Si la empresa logra capturar el dominio, te cobrarán ese valor, caso contrario te lo devuelven.

¿Capturar un dominio con backorder?

Contratar un backorder de dominios no te garantiza la obtención de dicho dominio. Primero, puede ser que otras empresas sean más eficaces que la tuya a la hora de capturar un dominio o, en el caso de haber varios interesados, se da lugar a una subasta privada de 48 horas. En la que el mejor postor se llevará el premio.

Ya sabes qué es un backorder y cómo funciona, por lo tanto ya puedes ir con tu empresa de confianza y capturar algunos buenos dominios de internet.

Te puede interesar:


Valoración

Backorder de Dominios
5 (100%) 5 votos

Compártelo en: